Acaba de ser terminado (febrero 2013) un complejo de estudios de postproducción de NTV-Kino (Gazprom Media) en Moscú. Está compuesto de una sala de mezcla para bandas sonoras de cine (certificado por Dolby Premier y equipado para mezclar en Atmos), una sala de corrección de color con el mismo sistema de altavoces de Reflexion Arts que la sala Atmos pero hasta 7.1, un estudio de Foley, tres estudios de ADR (doblage) y dos salas de edición. La sala Atmos se ve finalizada en la primera foto a la izquierda, con un mezclador de Euphonix System 5 de 48 faders, 256 entradas y un sistema de ProTools con 128 salidas conectadas al RMU (rendering unit) del sistema Atmos. Parte de la instalación de los altavoces se puede ver en la segunda foto, donde su orientación está claramente visible. Los altavoces del techo y las paredes fueron desarrollados especialmente para adecuarse a las exigencias del sistema Atmos en cuanto a la dispersión, el nivel de presión sonora y el timbre del sistema por detrás de la pantalla. Los altavoces principales se aprecian en la tercera foto. Apoyado contra la pared está el marco de la pantalla tejida, Enlightor 4K, de 8 metros de ancho.


Las fotos cuarta y quinta de la izquierda son de la sala de máquinas y de las etapas de potencia detrás de la pantalla. También muestran los aparatos BSS Soundweb London, necesarios para simplificar la conmutación entre los formatos pre-calibrados de distinta forma. Todo el audio pasa a través de conexiones digitales hasta llegar a los conversores cerca de las estapas de potencia. A su vez, las etapas están ubicadas de forma accesible, y lo más cerca posible de los altavoces para no necesitar cables largos hasta los motores. Así, se minimiza la posibilidad de que sufran interferencias o pérdidas en los cables analógicos. Eso es importante con sistemas tan complejos y cerca de los emisores de radio frequencias ubicados en el mismo edificio.


Al lado derecho de la página, la primera foto es de una de las tres salas de control idénticas de los estudios de doblage. Cada estudio tiene alrededor de 16 metros cuadrados; un espacio amplio para los actores. La segunda foto es de la sala de corrección de color, equipado con un proyector Barco DP2K23B, una pantalla tejida Enlightor 4K. Así se mantiene la compatibilidad con la sala principal de mezcla. La sala de corrección, tan solo con el añadido de un sistema ProTools, se podría utilizar para mezclar bandas sonoras en formatos hasta 7.1 con la certificación de Dolby Features.


Las fotos tercera y cuarta son del estudio de Foley. La sala de control está preparada para grabar no solo los 'Foleys' sino también grupos musicales. Está lista para mezclar la música o programas de televisión en mono, estéreo o 5 canales y pre-mezclas de cine en formatos hasta 7.1. De nuevo, utiliza los Soundwebs para conmutar entre los formatos múltiples y pre-ajustar las calibraciones.


Además, toda la planta del complejo de estudios tiene un SAI con cinco toneladas de baterias e inversores Victron los cuales pueden suministrar 90 kW de potencia con la capacidad suficiente para diez horas de uso sin conexión a la red.


La construcción acústica y la instalación de todos los sistema de audio y 'HVAC' del complejo fueron supervisadas y coordinadas por Julius (Joules) Newell, quien paso más de un año en Moscú.


La foto inferior al lado derecho es del estudio JBM en Dubai, construído simultaneamente con los estudios de NTV-Kino. También está equipado para trabajar en formatos hasta 7.1 más Dolby Atmos. Tiene altavoces Reflexion Arts pero con 20 altavoces distribuidos por el techo y las paredes en vez de los 34 de Moscú.

volver arriba