Construcciones pesadas

Para conseguir el aislamiento adecuado de las frecuencias graves, a menudo no hay otras opciones salvo usar construcciones pesadas, rígidas y bien amortiguadas. Las fotos de esta página muestran varias técnicas utilizadas en este tipo de construcción. La primera foto (arriba, izquierda) es de un muro de aislamiento fabricado de bloques de hormigón, rellenos de arena, flotando sobre una capa de lana de roca de alta densidad (140 kg/m2). La foto siguiente muestra un muro encima de un zuncho de hormigón armado (para evitar la filtración de agua por debajo de los suelos). Encima del zuncho hay capas de un material elastomérico, en este caso de goma.

Cuando los muros estén en construcción (como en la tercera foto) es imprescindible trabajar hilera por hilera para mantener una carga igual sobre las capas elásticas. Si no respetan esas instrucciones los muros pueden aplastar unas secciones del elastomer, donde hay más peso de lo previsto, o sufrir grietas con el movimiento debido a la bajada de las secciones nuevas.

Para hacer los suelos flotantes lo normal es usar dos capas de lana de roca (típicamente de 70 kg/m2) debajo de las losas flotantes para evitar fugas de hormigón al suelo estructural en caso de la ruptura del plástico durante la extención de la losa. Las dos capas son colocadas solapadas para que no coincidan las juntas. Además, con las primeras capas es posible bajar la tubería para el cableado hasta la capa inferior para dejar los tubos empotrados en medio del hormigón y de la lana, sin perder la resistencia de la losa ni tocar el suelo estructural.

En la quinta foto el suelo más próximo queda listo para el hormigón. En la foto arriba a la derecha están bombeando el hormigón a través del techo y haciendo la losa del estudio. La sala de control está esperando el mismo proceso, con el plástico y el mallazo ya en sus sitios encima de los tubos. Se puede ver un suelo terminado en la siguiente foto, con las bocas de los tubos aún tapados con lana de roca para evitar la entrada de hormigón durante su extensión. El 'bunker' de la foto siguiente queda acabado salvo por el montaje de las capas del techo.

La construcción pesada no solo está restringida al trabajo del aislamiento. Las fotos de Crash y Producciones Peligrosas muestran salas en mármol blanco y pizarra negra respectivamente. Las paredes son de piedra maciza para dar la rigidez necesaria para reforzar la reverberacion de las salas. Tienen entre 10 y 12 cm de piedra y cemento, pegados a una esructura de bastidores de madera con cartón yeso y otros materiales. Son paredes flotantes indepedientemente de los muros de aislamiento o estructurales. Forman un tercer casco. Con la amplificación del sonido de una batería, por ejemplo, con la reverberación, la presión del sonido puede llegar hasta casi 130 dBC, especialmente con un(a) baterista potente.

 

volver arriba