Estudios grandes y pequeños

1,2) El estudio Fig Tree, en Barcelona, abrió sus puertas en 2010. Co-diseñado por Eliana Valdigem, fue solo la segunda sala en España en recibir la certificación Dolby Premier. Tiene mesa de mezcla Euphonix System 5 Fusion de 32 canales y una mesa Neve al lado con 16 canales. Los proyectores son de Sondor (35 mm) y Panasonic (digital). Los altavoces principales son de Reflexion Arts y los sub-graves (LFE) con motores McCauley llegan hasta 16 Hz.

3) Los racks por debajo de la plataforma de proyección contienen los sistemas electrónicos de la mesa y los amplificadores para los altavoces ambientales (uno para cada altavoz). En la distancia están los filtros, motores e intercambiadores de calor para ventilar la sala y controlar la temperatura. Todo el aparato de aire acondicionado se instaló dentro del edificio porque no fue posible cambiar el aspecto de la fachada histórica.

4) Loudness Films, en Lisboa, empezó a funcionar en marzo de 2011. El diseño estaba basada en el de Fig Tree pero el estudio tiene instalada una mesa de Digidesign Control 32. Los proyectores son de Kinoton (35 mm) y Sony (digital). No solo Loudness sino también Fig Tree emplean pantallas de tejido, acústicamente más transparentes que las pantallas perforadas. Los fabricantes de las pantallas de Fig Tree y Loudness son Screen Research y Screen Excellence, respectivamente.

5) Una sala más pequeña es de Audio Projects, en Barcelona. No tiene el tamaño suficiente para mezclar las bandas sonoras de largometraje pero está certificado por Dolby para mezclar ‘trailers’ y publicidad. Como es habitual, tiene altavoces detrás de la pantalla y detrás de la tela de las paredes. Sin embargo, la sala también sirve para mezclar programas de televisión y, en ese caso, emplea los altavoces K & H (ahora Neumann) 0 300 D en el campo cercano.

6) El estudio Noites Longas, en Redondos, cerca de Lisboa, fue la sala de control más pequeña de las diseñadas por Philip Newell. Construido en un espacio de solo 12 m2, solo fue posible conseguir una respuesta profesional debido a un techo inclinado (entre alrededor de 2 y 4 metros) y paredes estructurales ligeras. Como no supuso un gran problema que se filtrase algo de sonido hacia la sala de ocio anexa, se logró un control muy bueno de las frecuencias graves sin perder demasiado de los 12 m2 de espacio inicial dentro de la sala de control por motivo de no necesitar tanta absorción.

7) Por contraste, la sala de control de 17 m2 del estudio Neo Musicbox (vease foto del acabado en la segunda página) fue costruida en un ‘bunker’ de aislamiento, fabricado de hormigón armado. Esa estructura restringió todas las graves dentro del volumen de la sala. La foto de esta página muestra las medidas de control acústico necesarias para controlar las resonancias de la sala. De nuevo, la sala empezó con una altura de alrededor de 3,8 metros. Salas pequeñas con paredes rígidas y techos de poca altura no sirven para montar salas de alta calidad y uso profesional. No hay ningún tipo de altavoz que pueda cambiar la situación.

8) La sala de control en Peligros, Granada, tiene en su interior un diseño acústico muy parecido. Sin embargo, tiene un casco triple de aislamiento y absorción. Por lo tanto, las salas son bastante más pequeñas que el local vacío. El motivo de esa ‘perdida’ de espacio fue la proximidad de los dormitorios del vecino, directamente arriba del estudio, y la pretensión de los dueños del estudio de grabar grupos de ‘rock’, incluso durante las noches. A pesar de tener aspectos muy similares, las salas de control de Noites Longas, Neo y Producciones Peligrosas tienen estructuras muy diferentes de acuerdo con las condiciones diferentes de los edificios.

9) En Septiembre de 2011, empezó a funcionar la academia Trastecero, en Torrejón de Ardoz. Construida en un espacio de 1.300 m2 y con ‘parking’ privado para 50 coches, tiene 30 salas de ensayo, 10 aulas, una tienda que sirve para presentaciones, una sala de pos producción de 5.1 y un estudio de grabación amplio y bien diseñado. La sala de control tiene 35 m2 y la sala de grabación 60 m2 con 10 m2 aislados cuando es necesario con puertas correderas de cristal. Debido a las normas del ayuntamiento fue necesario construir las salas de ensayo con materiales ignífugos. No obstante, los bloques de hormigón visibles en la foto son muy absorbentes acústicamente. A pesar del aspecto, las salas tienen tiempos de caída muy cortos y un sonido claro y detallado.

10) Hoy en día, en muchas salas de control, las pantallas de los ordenadores obstruyen el camino del sonido desde los altavoces a los oidos de los técnicos. perjudicando la calidad. En la academia Crash, donde el uso de formatos multiples fue imprescindible, multiples pantallas grandes estaban colocadas en la pared frontal. Un muro de pantallas en frente de los altavoces nunca fue una opción.

 

volver arriba